La policía alemana busca a un tunecino por el ataque de Berlín

La policía alemana está buscando a un solicitante de asilo de Túnez después de encontrar un documento de identidad bajo el asiento del conductor del camión que arremetió contra un mercado navideño en Berlín y mató a 12 personas, dijeron el miércoles funcionarios y fuentes de seguridad.

El Gobierno alemán identificó al sospechoso como Anis Amri, de 24 años, quien podría estar armado y es considerado peligroso. Las autoridades ofrecieron una recompensa de 100.000 euros por información que permita su detención.

La Fiscalía Federal dijo en un comunicado que se está buscando a Amri con apoyo de las fuerzas policiales en los 16 estados federales de Alemania.

“Anis AMRI mide 178 cm de altura y pesa alrededor de 75 kg, tiene cabello negro y ojos marrones”, detalló la Fiscalía, que en su sitio web publicó dos fotos del sospechoso.

Ralf Jaeger, ministro del Interior del estado occidental de Renania del Norte-Westfalia, había dicho antes que el sospechoso aparentemente llegó a Alemania en julio de 2015 y que su solicitud de asilo fue rechazada.

Según contaron a la tunecina Radio Mosaique su padre y fuentes de seguridad, Amri partió de Túnez hace siete años como inmigrante ilegal, y pasó cuatro años en prisión en Italia por acusaciones de incendiar una escuela.

El tunecino, que parece haber utilizado diferentes nombres tras su llegada a Alemania, había sido identificado por las agencias de seguridad por estar en contacto con una red islamista. Vivía en Berlín desde febrero, pero desde hace poco tiempo se encontraba en Renania del Norte, dijo Jaeger.

El sospechoso era considerado una amenaza potencial por las autoridades de seguridad desde noviembre. Después de ser rechazado su asilo, debería haber sido deportado, pero no pudo ser devuelto a Túnez debido a que se habían perdido sus documentos, añadió Jaeger.

Los nuevos detalles acrecientan los interrogantes respecto a si las autoridades de seguridad desperdiciaron oportunidades para prevenir el ataque con un camión de 25 toneladas, que irrumpió contra una multitud de compradores y arrasó con locales de madera que vendían regalos, vino caliente y salchichas.

El ataque, que ha sido reivindicado por Estado Islámico, es el más mortífero en suelo alemán desde 1980.

Los mercados de Navidad han sido un blanco potencial de atacantes islamistas desde al menos el 2000, cuando las autoridades frustraron un plan para perpetrar un ataque en Estrasburgo, Francia.

El modus operandi del ataque en Berlín fue idéntico al del atentado ocurrido el día de la Bastilla en la ciudad francesa de Niza, en julio de este año, cuando un tunecino arrolló con un camión a una multitud en una avenida costera y mató a 86 personas.

tagreuters.com2016binary_LYNXMPECBK0NA-THUMBNAIL

You might also like More from author